Ajustes de tema

Modo de diseño
Color del tema
Elija los colores
Color de fondo:
Restablecer
La primavera... los parásitos altera

La primavera... los parásitos altera

La llegada del buen tiempo hace que pasemos más tiempo fuera de casa con nuestras mascotas, pero con la primavera también aparecen los parásitos, especialmente pulgas, garrapatas y mosquitosquepueden afectar de forma grave a la salud de tu mascota, pero también a la de las personas. Por eso resulta especialmente importante seguir el calendario anual de desparasitación y algunos consejos para proteger debidamente la salud de tu perro, gato, roedor o ave y la de todos.

Y es que los parásitos son seres que viven a costa de otro ser vivo de mayor tamaño dentro de él o en la superficie, alimentándose de partes de su organismo o de alimentos ingeridos por el animal hospedador. La forma de contagio de nuestras mascotas con estos organismos puede producirse mediante el contacto directo con ellos, con otras mascotas parasitadas o bien en plena naturaleza donde abundan huevos o larvas de estos seres. Los parásitos externos más frecuentes y con los que hay que tener especial cuidado con nuestras mascotas son:

  • Pulgas: Las pulgas son el parásito externo más frecuente en perros, pero sólo una mínima parte de éstas (un 5%) se encuentran en el animal. De hecho, las pulgas pueden estar presentes en alfombras, la cama de tu mascota, en las grietas de la tarima, el sofá… Por eso resulta esencial llevar a cabo una buena higiene de la casa y del lugar de descanso de tu mascota. Además de provocar picores, las pulgas pueden causar dermatitis alérgica, anemia en cachorros, tenias o zoonosis.
  • Garrapatas: Las garrapatas también son un parásito frecuente de primavera a otoño, ya que son resistentes a las altas temperaturas. Éstas se encuentran en la naturaleza por lo que hay que extremar la precaución si salimos al campo, vamos de senderismo o estamos al aire libre con nuestro perro o gato. Las garrapatas son causantes de irritaciones, abscesos y otras enfermedades infecciosas para tu mascota como babesiosis, ehrlichiosis o enfermedad de Lyme.  Por eso, si se produce contagio hay que actuar con rapidez y no dejar que pasen más de 48h adheridas a la piel del animal. Ahora, la prevención es la mejor forma protección.
  • Mosquitos: Con el incremento de las temperaturas llega la reproducción del mosquito flebotomo, causante de la temida leishmaniosis. Si seguimos adecuadamente el calendario de vacunación indicado por el veterinario y suministramos el medicamente preventivo podemos evitarnos sustos con este insecto que puede causar la muerte del animal.
  • Procesionaria: Es una de las plagas que más abundan en los pinares mediterráneos, aunque también pueden aparecer en zonas de cedros y abetos. La procesionaria es una oruga recubierta de unos filamentos tóxicos que pueden provocar alergias, urticarias e incluso la muerte de nuestro perro si estos pelos entran en contacto directo con la lengua, la laringe o encías ya que su toxina (thaumatopina) puede obstruirle las vías respiratorias. Por eso durante los meses de febrero a abril hay que evitar estas zonas o extremar la precaución si sales a pasear con tu mascota por ellas.

¿Debo desparasitar también a roedores y aves?

Al igual que los perros y gatos, estas mascotas también deben estar debidamente protegidas frente a parásitos internos y externos. En el caso de aves los parásitos externos más frecuentes son los piojos y los ácaros, por eso es importante llevar a cabo una desparasitación dos veces al año y adquirir algún producto antiparasitario como insecticidas en spray para ayudar a su prevención. Además, existen remedios caseros para evitar la presencia de estos seres indeseados como colocar flor de manzanilla en su jaula o mezclar ajo picado en la comida.

En el caso de los roedores, como conejos, cobayas, hámsteres, ratas, o hurones, también pueden verse afectados por parásitos externos como pulgas, piojos, ácaros, garrapatas o mosquitos e internos como los gusanos redondos (nematodos). Sin embargo, las características físicas de estas mascotas difieren de las de perros o gatos en peso y tamaño, por eso necesitan productos específicos para prevenir los parásitos externos. Igualmente es fundamental seguir el calendario de revisión veterinaria, a partir de los 3 meses de vida, para llevar a cabo una desparasitación bianual que se suministra via oral y resulta eficaz para prevenir cualquier infestación. 

Pasos para una correcta desparasitación

Para evitar poner en riesgo la salud de tu mascota, de otros animales y de las personas, en primer lugar, hay que llevar a cabo una desparasitación interna, mínima cada 3 meses, que ayude a prevenir y proteger a tu mascota de parásitos que puedan desarrollase dentro de ella como es el caso de los parásitos gastrointestinales, especialmente gusanos redondos y planos. En segundo lugar, debemos protegerle mediante la desparasitación externa. Sólo la combinación de una y otra garantizará que tu mascota esté protegida y pueda disfrutar con total tranquilidad del tiempo al aire libre.

Para ello existen varios productos antiparasitarios como collares, pipetas, espráis o comprimidos para perros y gatos o insecticidas en spray para aves y roedores, que ayudan a prevenir el contagio de estos parásitos mediante la inoculación de sustancias inocuas para tu mascota, pero efectivas y repelentes contra estos organismos.

Consejos básicos para proteger a nuestras mascotas de los parásitos:

  • Mantener una correcta higiene del animal mediante el baño con champús específicos, cepillado frecuente y revisión del pelaje del animal, especialmente en zona de orejas, axilas, nacimiento del rabo o el vientre.  Con la llegada del buen tiempo pasamos más tiempo al aire libre y el riesgo de exposición a los parásitos es mayor.
  • Mantener una buena limpieza y desinfección del hogar, pasando con mayor frecuencia la aspiradora por el sofá y, sobre todo, en caso de tener alfombras o moquetas. Igualmente es fundamental desinfectar con frecuencia el lugar donde descanse nuestro perro o nuestro gato. En nuestra tienda puedes encontrar productos desinfectantes para mantener tu casa alejada de estos incómodos huéspedes para ti y tu mascota.
  • Control veterinario y prevención mediante productos antiparasitarios. La mejor forma de prevenir que tu mascota se vea afectada por cualquiera de los parásitos más frecuentes como pulgas o garrapatas es hacerse con un buen antiparasitario. Los collares y las pipetas son una magnífica opción para garantizar el bienestar de tu perro o tu gato. En cualquier caso, siempre conviene consultar a tu veterinario o experto en animales de referencia.

Deja tu comentario

*
**No se mostrará
*URL completa con http://
*